19/5/2013

Tags: ,

Tipos de cáncer que afectan a las mujeres


Tras la noticia esta semana de la operación a la que se sometió Angelina Jolie nos ocupamos de los tipos de cáncer que afectan a las mujeres. Cómo es la vida tras la detección y cómo podemos prevenir el cáncer

tipos de cancer

Cada año, el cáncer cobra la vida de más de un cuarto de millón de mujeres en en el mundo. Con un estilo de vida saludable y pruebas de detección apropiadas para su edad las mujeres pueden reducir su riesgo de cáncer, según informa el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Cambios en el estilo de vida

Consumo de tabaco y humo de segunda mano

cancer de pulmon

Muchas mujeres en el mundo mueren por cáncer de pulmón que por cualquier otro tipo de cáncer y fumar cigarrillos causa la mayoría de los casos. El tabaquismo también causa leucemia mielógena aguda y cánceres de esófago, de boca, de garganta, de riñón, de vejiga, de páncreas, de estómago y de cuello uterino. El humo secundario o humo de segunda mano aumenta en un 20 a 30% el riesgo de cáncer de pulmón en las personas no fumadoras. Las concentraciones de muchas sustancias tóxicas y sustancias causantes de cáncer son más elevadas en el humo de segunda mano que en el humo inhalado por los fumadores.

Una de las cosas más importantes que usted puede hacer para reducir su riesgo de cáncer es dejar de fumar si lo hace, y evitar el humo de segunda mano.

Obesidad, sobrepeso y falta de actividad física

Por más de 30 años, el exceso de peso, la falta de actividad física y una alimentación poco saludable han sido consideradas como la segunda causa principal de enfermedades y muertes prevenibles, precedida solo por el tabaquismo. Desde la década de los sesenta, el consumo de tabaco ha disminuido en un tercio, mientras que las tasas de obesidad se han duplicado.

sobrepeso

Los siguientes seis tipos de cáncer están relacionados con el sobrepeso: cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas, cáncer de colon, cáncer de endometrio, cáncer de esófago y los cánceres de riñón y páncreas. Varios de estos cánceres también están asociados a la falta de actividad física adecuada.

Adoptar un estilo de vida que incluya una alimentación saludable y actividad física regular puede ayudar a reducir el riesgo de estos cánceres.

Protección contra el sol y evitar el bronceado en interiores

cancer de piel

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común. Los dos tipos de cáncer de piel más comunes, el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular o de células escamosas, tienen altas probabilidades de curación. Pero el melanoma, el tercer cáncer de piel más común, es más peligroso. Entre el 65% y el 90% de los melanomas son provocados por la exposición a la luz ultravioleta (UV), un tipo de radiación invisible producida por el sol, las camas para bronceado y las lámparas solares.

Unas cuantas quemaduras graves pueden aumentar su riesgo de cáncer de piel. Para proteger su piel contra el sol, busque una sombra o quédese en interiores durante las horas del mediodía, use camisas de manga larga y pantalones largos, un sombrero con ala ancha y lentes obscuros, un filtro solar con un factor de protección solar (FPS) 15 o mayor.

El bronceado en interiores expone a los usuarios a los rayos ultravioletas, los cuales dañan la piel y pueden ocasionar cáncer. Las camas bronceadoras o camas solares son especialmente peligrosas para los jóvenes, ya que las personas que se empiezan a broncear antes de los 35 años tienen un riesgo mayor del 60 al 80 %de melanoma. El uso de camas bronceadoras también aumenta los riesgos de arrugas y daños en los ojos, y cambia la textura de la piel.

Tipos de cáncer

Cáncer de mama

cancer de mama

El cáncer de mama es la forma más común de cáncer y la segunda causa más común de muerte en las mujeres. Las mamografías son la mejor manera de detectar el cáncer de mama de manera temprana, antes de que se pueda sentir al tacto y cuando es más fácil de tratar. Si tiene entre 40 y 49 años de edad, hable con su doctor sobre cuándo tiene que comenzar las mamografías. Si tiene entre 50 y 74 años de edad, hágase una mamografía cada dos años.

Cáncer colorrectal (de colon)

Cáncer colorrectal

La tercera causa principal de muerte por cáncer en las mujeres es el cáncer colorrectal. Las pruebas de detección del cáncer colorrectal pueden encontrar pólipos precancerosos que se pueden extirpar antes de que se conviertan en cáncer. Estas pruebas también pueden detectar el cáncer colorrectal en una etapa temprana, cuando el tratamiento produce los mejores resultados. Todas las personas deben hacerse la prueba de detección de cáncer colorrectal en forma regular a partir de los 50 años de edad.

Cánceres ginecológicos

Los cánceres ginecológicos se originan en el cuello uterino, los ovarios, el útero, la vagina, la vulva o, menos frecuentemente, en las trompas de Falopio. Usted puede tomar medidas para prevenir estos cánceres.

Las pruebas de Papanicoláu buscan células anormales en el cuello uterino que podrían convertirse en cáncer. La remoción de las células anormales previene el cáncer de cuello uterino. Las pruebas de Papanicoláu también permiten detectar el cáncer de cuello uterino en una etapa temprana, cuando las probabilidades de curarlo son aún muy altas. El único cáncer que puede detectarse con la prueba de Papanicoláu es el cáncer de cuello uterino. No identifica cánceres de ovario, útero, vagina o vulva.

Además de la prueba de Papanicoláu, la prueba del virus del papiloma humano (VPH) también se puede usar para la detección en mujeres de 30 años o más, o en aquellas mujeres, independientemente de la edad, que tienen resultados poco claros de la prueba de Papanicoláu.

La vacuna contra el VPH puede ser administrada a niñas y mujeres de 9 a 26 años de edad. Esta vacuna protege contra la mayoría de los tipos de VPH que con más frecuencia causan el cáncer de cuello uterino.

El cáncer no es el fin de todo. Se puede superar

Mujeres que superaron la enfermedad

Una persona que ha sobrevivido al cáncer es una persona a la que se le ha diagnosticado esta enfermedad, es decir, a partir del momento del diagnóstico y de ahí en adelante durante toda su vida. En su mayoría, los sobrevivientes de cáncer son personas de 65 años o más y de sexo femenino. De las 11.7 millones de personas que vivían con cáncer en el 2007, 6.3 millones eran mujeres. El grupo más grande de sobrevivientes de cáncer son las sobrevivientes de cáncer de mama (22%). Las mujeres tienen más probabilidad de ser sobrevivientes porque los tipos de cáncer en ellas, como cáncer de mama y de cuello uterino, por lo general se originan cuando son jóvenes y pueden ser detectados en forma temprana y tratados eficazmente.

¿Cómo se puede prevenir el cáncer?

El número de casos nuevos de cáncer se puede reducir y muchas muertes causadas por el cáncer se pueden prevenir. Las investigaciones indican que las pruebas recomendadas de detección de los cánceres de cuello uterino y colorrectal ayudan a prevenir estas enfermedades, al identificar lesiones precancerosas de tal manera que puedan ser tratadas antes de que se conviertan en cáncer. Además, las pruebas de detección de los cánceres de cuello uterino, colorrectal y de mama pueden ayudar a descubrir estas enfermedades en etapas tempranas, cuando con frecuencia tienen más posibilidades de tratamiento. 

Las vacunas también ayudan a reducir el riesgo de cáncer. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) ayuda a prevenir la mayoría de los cánceres de cuello uterino y algunos cánceres de vagina y de vulva; la vacuna contra la hepatitis B puede reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado. La incidencia del cáncer y las muertes por esta enfermedad se pueden reducir si se logra que las pruebas de detección del cáncer y el acceso a la información y a los servicios de remisión del cáncer estén al alcance de todos.

Existen otras maneras de reducir el riesgo de cáncer, como recibir atención médica rutinaria, evitar el tabaquismo, limitar el consumo de bebidas alcohólicas, evitar la exposición excesiva a los rayos ultravioletas del sol y de las camas solares, tener una alimentación rica en frutas y verduras, mantener un peso saludable y estar físicamente activo.

escrito por

Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre, pero muchas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotras.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

© 2013 iPRESS. All rights resevered. Designed by Templateism